Un trocito de Navidades en Tierras Altas

Oye, y ¿qué se supone que vais a hacer hoy? —preguntó Carmen de lo más interesada. —He decidido acostarme con Ethan —anuncié controlando mi entusiasmo, al tiempo que sacaba unos pantalones de la mochila. —Tía, estás loca —sentenció Clarita tirando del pijama que se le había quedado enganchado en la cremallera de la mochila.